Propiedades

MERCADO DE BODEGAS EN PEAK DE REACTIVACIÓN

El último informe del Banco Central señala que Chile atraviesa por un repunte de la actividad económica. Luego de una contracción de 5,8% durante 2020 y un crecimiento de 0,3% durante el primer trimestre de 2021, el PIB del segundo trimestre de 2021 registró un crecimiento de 18,1%.

Se observó, por ejemplo, mayores contribuciones de servicios personales como educación, salud y comercio; un aumento de 33,7% en el consumo de los hogares e IPSFL, y un 24,8% en la formación bruta de capital fijo. Por otra parte, en los últimos 3 meses el empleo ha mostrado una leve recuperación, llegando a 11% en la RM y 10% a nivel nacional.

En este contexto de reactivación destacan los buenos resultados del mercado industrial y de bodegas, que durante el primer semestre de este año alcanzó su mayor registro desde el 2012-2013, el que tuvo los mejores resultados históricos. En el trimestre abril-junio la tasa de disponibilidad fue sólo de un 2,58%, mientras que en 2020 llegó a 10,12%. La absorción neta del periodo, por su parte, llegó a los 259.036 mts2, casi 100.000 mts2 más que el trimestre anterior.

Estos números reflejan una de las características del actual mercado de bodegas: los clientes existentes representan la mayoría de la absorción, lo que significa que estas superficies en ningún momento se encuentran disponibles para arriendo a otras empresas. Si a futuro nos encontramos en un contexto de baja construcción de nuevas unidades, puede esperarse un aumento de los precios de arriendo a mediano plazo, en la medida que las empresas compitan por nuevas bodegas y centros de distribución.

¿Qué nos diferencia respecto al periodo 2012-2013, el de mejores resultados históricos? Los menores precios: 0,13 UF/ m2 el primer semestre del 2013 versus 0,118 UF/ m2 en la actualidad, esto de acuerdo al último Reporte de Mercado Industrial de la consultora Newmark, representada en Chile por Contempora Servicios Financieros. Esta situación responde a las notorias diferencias en la oferta y demanda, con un énfasis actual en superficies precolocadas, build to suit y expansiones de clientes existentes. Por el contrario, en aquellos años el mercado se basaba esencialmente en arriendo de superficie 100% “especulativa”, lo cual generaba presión sobre los precios de arriendo.

En nuevas colocaciones destaca el mercado poniente Clase A (cercano al Aeropuerto Internacional y Ruta 68), que representa más del 40% del inventario total, con un repunte sustancial desde crack producido por el estallido social y el inicio de la pandemia, con casi 300.000 m2 en los últimos 12 meses.

Por su parte la zona norte (Quilicura y Panamericana Norte), también ha tenido mejoras tanto en Clase A (70 mil m2 nuevos) como en Clase B (31 mil m2).

“Estos resultados también permiten asegurar que el e-commerce es mucho más que una tendencia pasajera gatillada por la pandemia; hablamos de un cambio estructural permanente en el modelo de comercialización y logístico, tanto a nivel de grandes empresas como pymes, y transversal a sus respectivas industrias o productos”, explica Ignacio Errázuriz, gerente de servicios corporativos de Newmark en Chile.

De esta forma, la demanda por terrenos industriales recobra importancia en un contexto en que otras categorías de producto -específicamente Data Centers y Minibodegas- también compiten por posicionarse.

Facebook Comments Box